Planificar una clase de matemáticas

La enseñanza es un complejo procedimiento cuyos objetivos es ayudar a que otro individuo entienda y sepa aplicar los conocimientos impartidos, através de métodos diferentes según el tipo de enseñanza deseado y requerido.

Se necesitan diversos tipos de métodos docentes y tener en claro, como se va impartir la enseñanza, una de las maneras mas prácticas para que los conocimientos queden grabados en la mente de los estudiantes es realizar una planificación previa.

La planificación consiste en la propuesta de temas y métodos a enseñar, donde se demuestre el proceso que utilizará para llevar a cabo su enseñanza, facilitando los objetivos y actividades, también los criterios a evaluar.

También podemos decir que la planificación es una sección de una lección didáctica y toda la planificación de pende de la misma, analizar los puntos en que deben trabajar los estudiantes, facilitará el enfoque de los puntos principales.

El objetivo de realizar un plan instructivo para una clase, es organizar las ideas de forma que la misma pueda resultar productiva en lo que tiene que ver con el aprendizaje y pueda llegar a observarse el progreso de los estudiantes.

A su vez, la planificación puede ir variando según se vayan obteniendo los resultados, si se cumplen o no los objetivos planteados en el plan, de no ser así, puede ser necesario variar o cambiar los métodos de enseñanza.

Las matemáticos, son una rama de la educación que no ha todos se les es fácil comprender y realizar, por lo tanto, una clase bien preparada puede ayudar al maestro a hacer entender al alumno de una manera mas fácil.

La enseñanza consiste en eso, en ayudar a una persona a entender, comprender un tema en especifico, además de motivar a una acción, por supuesto, los resultados de penderán del tipo de tema a estudiar, en el caso de las matemáticas, el educador debe lograr que el estudiante domine la lección.

Existen muchos tipos de mitologías a la hora d impartir una en enseñanza, el maestro debe ser perspicaz y escoger los métodos mas adecuados para su clase, esto conlleva preparación y por supuesto una planificación previa de la clase, ya que con esto, podrá definir qué métodos y en qué momentos de la clase usarlos.

Además, permitirá hacer una evaluación del avance de los alumnos y de la clase como grupo, si observa alguna deficiencia la planificación le ayudará a cambiar lo que deba cambiar o mejorar en algún aspecto, sin desviarse del objetivo planteado.

La planificación permite seguir un hilo educacional en la clase, al tener objetivos planteados será mas fácil establecer qué métodos utilizar para poder alcanzar dicho objetivo, además de pensar en las dificultades que puedan surgir.

Como planificar una clase de matemáticas

Una de las ventajas de tener un tema preparado es que la clase se podrá dar con mayor seguridad y los alumnos a su vez la entenderán mejor. Por eso, lo primero que se debe hacer para planificar una clase de matemáticas es tener uno o más objetivos principales.

Lo primero a tomar en consideración, es el nivel de matemáticas que se va a enseñar, también a que tipo de estudiantes se le impartirá la clase, la edad de los mismos y le conocimiento previo que puedan tener.

Otro punto al que se debe dar atención a la hora de planificar una clase de matemáticas, es el interés que tienen los alumnos en la materia y en la clase como tal, evaluar esto, nos permitirá también escoger los tipos de metodología que usaremos a la hora de impartir las clases.

Si son niños quienes recibirán las clases, es claro que le nivel de matemáticas debe ser bajo y sencillo, la forma de impartir la clase debe ser didáctica y emocionante para los niños, además de ser sencilla y practica para los mismos.

Si es un grupo de adolescentes, quizás sea necesario modificar la técnica que se utilizaran según el grupo que tendrá la clase, aunque el nivel de matemáticas debe ser mas avanzado, no se debe abrumar a los alumnos.

Si la clase va dirigida a adultos, el interés es mucho mayor, ya que, lo más probable es que, sea una materia que les guste y sean hábiles en el tema, su nivel de conocimiento es mayor y no se necesitará de llamar tanto la atención a la clase.

También existe la posibilidad de que la clase sea impartida a un grupo en particular o a un individuo en especifico que requieren de reforzar sus conocimientos previos, por lo tanto, la clase debe adaptarse a las necesidades de los mismos y al nivel de matemática que requieran. En todos los casos se requiere de preparación previa y de un buen plan educativo.

Si la clase se va a impartir en un instituto educativo que ya ha establecido el contenido de las clases, se debe tomar en cuenta el programa que estos presenten y realizar la planificación en base al mismo.

También se debe tener claro los puntos clave que se van a destacar en la clase y se tomará de base para poder desarrollar un contexto, evaluando así los métodos docentes que se aplicarán para dar una mejor enseñanza.

También se debe tomar en cuenta el tiempo que debe durar la clase, el tiempo que se dará a los estudiantes a asimilar lo que se ha explicado, en este caso que la clase es de matemáticas, se debe dar unos minutos a que los alumnos puedan realizar un ejercicio sencillo para que vayan familiarizándose con el tema.

Algunos factores que también deben tomarse en cuenta a la hora de planificar una clase, es realizarse las siguientes preguntas: ¿En qué se relaciona la lección con el programa planteado para la asignatura? ¿Tienen un conocimiento previo los estudiantes? ¿Qué tipo de conocimiento poseen? Esto, ayudará a realizar un cuadro general de la clase.

Luego, se deben tener en claro los objetivos de dicha lección, determinar cuál es el propósito de la clase. Esto ayudará a enfocarse en un punto en específico, por ejemplo, si la idea es que los alumnos puedan aplicar los conocimientos en ciertas áreas, o realizar un ejercicio, entre otras cosas.

Una parte importante de una clase, es captar la atención de los estudiantes, esto es importante porque hacer una actividad acorde a lo enseñado, les ayudara a permanecer atentos y encontrar lo práctico de la clase. Esto también hará que la clase sea más amena.

Cuando se destacan los puntos clave de la lección durante la clase, hará que en la mente de los alumnos quede grabado lo que aprendieron, los ayudará a recordar y a estar más claros según el punto que se desea destacar, así en las próximas clases, será más fácil continuar con el tema.

Luego, es importante realizar una evaluación a los alumnos para determinar cuánto han aprendido y en qué punto habrá de reforzar la lección para dejar claros los puntos clave ya antes mencionados y previamente preparados.

En este punto, se pueden realizar distintos tipos de evaluaciones, puedes realizar varios ejercicios con distintos niveles de dificultad, realizar una actividad en equipo o realizar preguntas durante la clase para observar si los alumnos llevan el mismo orden de ideas que el maestro.

Es importante, no solo planificar una sola clase, más bien hacerlo con la lección en sí, para que cada clase tenga una secuencia y una tenga que ver con la otra, de esta manera será más sencillo que los estudiantes retengan la información.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here