Planificar una clase de inglés

Para realizar cualquier tipo de trabajo, es necesario siempre tener una previa preparación, esta etapa donde organizamos las ideas y aclaramos dudas. En la educación, es muy importante, ya que, el educador debe impartir un aprendizaje a los alumnos, cosa que no siempre es sencilla.

Un instructor o educador se enfrenta a distintos tipos de público, espectadores o estudiantes, los cuales tienen personalidades, opiniones e intereses totalmente diferentes y el objetivo del educador es llegar a cada uno de ellos.

Durante una clase, pueden surgir diferentes situaciones que pueden ser impredecibles, por lo tanto, tener una planificación previa, ayudará a mantener los objetivos claros y no desviar el tema.

También pensar previamente en los problemas que pueden surgir, le permitirá al educador tener un plan B y poder enfrentar el problema manteniendo los objetivos establecidos y asociarlo con el tema que se está tratando.

Se debe tomar en cuenta el tipo de público a quien irá dirigida la clase, la cantidad de personas que asistirán a la clase, las edades e intereses que los mismos tengan. La planificación en este punto es muy importante.

Cuando se realiza una planificación previa a una actividad, en este caso una clase de inglés, se logra tener más control sobre los mismos alumnos y lograr transmitir la enseñanza deseada, además de aplicar los métodos más convenientes para los alumnos.

Estas planificaciones deben ser flexibles, debido a que en una clase pueda surgir alguna duda que sea importante aclarar o un punto en el que sea necesario seguir trabajando, hasta incluso reforzar la idea.

Todo lo anterior, de penderá en gran manera tanto en la eficiencia del educador o instructor, como del interés de los estudiantes y beneficiarios de la clase. Y ese es el objetivo principal del maestro, lograr despertar el interés en los alumnos para logren prestar más atención.

Esto, puede ser posible, utilizando diferentes métodos educativos que podrá detallar en la planificación de la clase de inglés, esto permitirá analizar las más adecuadas para el grupo al individuo a quién irá dirigida la clase.

No es simplemente realizar una planificación, es organizar el tiempo y las actividades a realizar, tomar esto en cuenta hará que la clase o la actividad a realizar sea mas amena y sea mejor comprendida. A través de la planificación, se podrá observar los resultados de la misma gracias al progreso de los mismos alumnos.

Cómo planificar una clase de inglés

Antes de crear un plan educativo y planificar una clase de inglés es necesario especificar el tipo de público a quienes será dirigida la clase, si son niños pequeños, si son adolescentes o si son adultos.

Luego, es necesario tomar en cuenta, los motivos por el cual estas personas les serán impartidas una clase de inglés, si son clases particulares porque el niño o joven no entiende los temas en clases.

También si la clase se dará en un instituto educativo y que tipo de institución es, si es una escuela primaria o secundaria o es una universidad, si es parte del pensum o más bien la clase debe ser más profunda.

Estos aspectos ayudarán en gran manera establecer los métodos de enseñanza que se van a emplear en la clase, además de hacernos una idea de los intereses de los estudiantes y la capacidad de comprensión.

Por ejemplo, si la clase debe darse a niños pequeños o de primaria, la lección no puede darse de manera tan teórica, es más practico realizar actividades que los pequeños disfruten y aprendan.

Los intereses de los niño, adolescentes y adultos no son las mismas, un niño quizás no tenga ningún tipo d interés en aprender la materia, pero puede verla como una clase divertida y esto despertará su interés.

En el caso del adolescente, quizás necesite las clases particulares porque no comprende muy bien la materia en su lugar de estudio, en este caso el interés es algo mayor, pues necesita aprenderlo.

Por otro lado, los adultos tienen otro tipo de interés, quizás sea por cuestiones de trabajo o por simple hobbies o quizás desee dominar el idioma. Es posible entonces que se deba cambiar los métodos de estudio, quizás que sea mas practico que teórico.

En cualquiera de los casos determinar este factor ayudará mucho en establecer los objetivos y métodos de la clase a impartir. Una vez claro esto, debemos conocer la base de la clase.

Esto lo puede determinar el lugar y el propósito de la clase, es decir, si es en una institución, normalmente tendrán los aspectos y lecciones que los estudiantes deben cumplir y aprender.

Si es una clase particular, quizás se deba conocer los intereses del alumno y así, junto con los conocimientos del maestro, saber cuáles serán las lecciones y cómo se va a impartir la misma.

Otro aspecto a tomar en cuenta, son los conocimientos que el estudiante ya posea previo a la clase y adaptar la misma en base a esos conocimientos, si se va a impartir varias clases, estas deben ser consecutivas y tener relación una con la otra.

Una vez obtenidos todos estos datos, se ponen los objetivos, comenzando con el objetivo general, este abraca el propósito de la clase, qué se quiere conseguir al impartir la enseñanza, qué es lo que se quiere conseguir.

Luego, este objetivo se puede dividir en objetivos específicos, los cuales serán como metas de más corto plazo que también permitirán alcanzar el objetivo general, estas metas deben ser realistas tanto para el alumno como para el docente.

Normalmente, las clases tienen un periodo de tiempo fijados de ante mano, por lo tanto, los objetivos deben hacerse de manera que sea posible cumplirlos en el lapso de tiempo establecido previamente.

Piensa en las actividades que se pueden hacer durante la clase, esto es muy importante, se debe detallar los pasos que se van a seguir el tiempo de duración y el objetivo de dicha actividad.

Saber la mitología que se va a utilizar en la clase, también permitirá evaluar el progreso de los estudiantes y si logran cumplir con los objetivos ya planteados, también permitirá conocer el tiempo que se dispone para cada actividad.

Se debe recordar que el propósito de toda clase es impartir una enseñanza y que el alumno entienda y actúe en conformidad con lo aprendido, que domine el tema tratado y que pueda efectuarlo por si solo.

Una vez obtenidos todos estos datos, dentro de la planificación debe existir un método de evaluación, uno que esté acorde a las necesidades de los estudiantes y que haga posible la observación del progreso del mismo.

Es importante hacer esta evaluación, ya que así el docente sabrá en qué puntos debe mejorar el estudiante y se debe reforzar la clase o en cuales punto sí ha logrado cumplir con los objetivos planteados.

Otra ventaja es que se puede examinar el mismo plan metodológico, puesto que quizás, se deban cambiar algunos aspectos del mismo para hacer más eficaz y que el estudiante logre su cometido.

Destaca los temas a tratar, define los puntos y metas que se quieren lograr en el estudiante en cada tema, platea las actividades y métodos que se van a realizar para poder cumplir con los objetivos, evalúa el progreso del estudiante.

De este modo, podrás realizar un buen plan de educación, y con esto lograras planificar tu clase de inglés, que además de lograr que el educador se sienta más seguro, los alumnos también lo estarán, ya que eso es lo que transmitirá el mismo instructor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here