Planificar un taller

¿Cómo planificar un taller? Esta pregunta es fácil de responder. La planificación debe ser paso a paso y ser por escrito para llevar un mejor proceso. Una de las cosas que se hace es definir los conceptos y contenidos, los materiales, y saber transmitir los conocimientos a los oyentes y la entrega de los certificados; en síntesis es necesario ser cuidadoso y llevarlo a cabo paso a paso. ¿Qué es un taller?

Un taller es un evento de formación donde cada persona se anota para aprender y adquirir ciertos conocimientos de un tema por específico o de alguna actividad. Si estas a punto de realizar un taller es bueno que antes te dediques a planificarlo y es que la planificación hará que tengas buenos resultados y que tu taller logre llevar el rumbo que deseas. Pero si no sabes cómo planificarlo aquí te mostraremos unos puntos específicos que te ayudarán a una buena realización del tema y que a tus asistentes les sea beneficioso. Un objetivo es que los beneficiarios del taller logren expandir ese conocimiento y hacerlo práctico en su día a día. Para este fin toma en cuenta algunos de estos aspectos claves.

Algunas claves para la planificación de un taller

  • Define los objetivos.

  • Define el auditorio.

  • Quienes serán los asistentes.

  • Busca los métodos y actividades a realizar.

  • Preséntate ante los asistentes y que ello se presenten también.

  • Cuenta los objetivos que persiguen el taller.

  • Motiva a la participación.

  • Entrega los certificados recurrentes.

  • Motívate en realizar unos buenos certificados.

  • Toda persona estará interesada en recibir un certificado.

  • Puedes enviarlos por email

  • Proponte crear encuestas de opiniones para los asistentes.

  • Proponte un objetivo claro en la proposición de consejos.

  • Aplica los consejos que den los asistentes pues así mejorarás las técnicas.

Planificación de un taller más detallado

Los aspectos claves propuestos en los párrafos anteriores son de mucha importancia, pero si aún necesitas saber más sobre la planificación de un taller es crucial analizar los siguientes aspectos.

Si necesitas crear un taller bien sea por actividad inicial o por necesidad debes saber qué hacer para ese taller. Recuerda que un taller es aquel en el que se da instrucción o una enseñanza de alguna información, pero no es solo información pues en él se debe incorporar las técnicas que son más útiles y prácticas.

Por lo general quienes llevan a cabo los talleres son los docentes, expertos, líderes o gerentes que cuentan con el conocimiento necesario para ello. Los temas que se pueden abarcar son muchos pero todo dependerá del tema que se desea y del que sea necesario cubrir. Para este respecto el tiempo es un factor y es que depende del tema se sabrá cuánto tiempo deberá abarcar, algunos duran semanas o días. Los que están a cargo del taller deben tomarse el tiempo de organizarlo o planificarlo para que puedan llevar a cabo todos los objetivos y que las presentaciones lleguen a ser muy efectivas. En los siguientes pasos se muestran los que puedes hacer de manera detallada para efectuar una planificación de un taller.

3 pasos a seguir para una buena planificación de un taller

Paso 1: lo primero que se debe hacer es establecer los objetivos. Mentaliza tu mente para lograr metas específicas como la creación de una aplicación o guardar documentos de textos. O por otro lado tu meta sea presentar una información general de un tema y escribir de forma creativa. No importa tus enfoques, lo que realmente importa es tu objetivo. Luego de esto puedes definir las carencias que presentaran las personas que asistirán, por ejemplo enseña una habilidad nueva y observa el resultado de precisión de los asistentes y el nivel con el que lo manejan. Depende de lo que observes puedes ir ajustando el ritmo de tus métodos.

Al momento de presentar tu taller es necesario que desarrolles el tema creando una introducción, por ejemplo la forma en la que te presentaras, el contenido y los que participarán. Puedes enumerar las capacidades y los temas que se van a tratar y en una simple lista puedes enumerar los subtemas. Ordénalos según lo que vas a enseñar. Por ejemplo toma los temas más importantes que son los principales y luego desarrollas los demás que serán secundarios con sus respectivas actividades.

Como buen consejo será útil que termines con el tema más complejo. Luego de haber plasmados los temas idea las reglas generales que tendrán que cumplir los asistentes, por ejemplo son regla y pautas sencillas y comunes como la participación respetuosa, cuando tengan que intervenir que sea un apersona la vez, apagar los dispositivos electrónicos y mantener el ambiente limpio. Estos son reglas para un buen inicio del taller.

Logra determinar la forma en la que terminarás el taller, algo ideal es incluir una conclusión corta, un resumen o un aprendizaje. Lo más que se usa es una guía de retroalimentación para los participantes.

Los puntos que se van a tratar deberían tener un tiempo estimado. Asegúrate que cada punto tenga el tiempo necesario para poder desarrollarlo, por ejemplo dedicarle más tiempo a los temas que son más complicados y si los participantes hacen preguntas puedes darles tiempo para responderlas y que logren entender a cabalidad. Algo que no se puede pasar por alto son los recesos y cortos espacio de pausas para que los estudiantes puedan estirar las piernas o ir al baño.

Para que logres mantener una buena presentación del programa puedes hacer sesiones de práctica y si es posible ante colegas para que puedan darte sugerencias prácticas y así estar bien preparados para dirigir el taller.

Paso 2: ideal el material de apoyo; puedes preparar folletos para los presentes, textos en carteleras, videos y otras herramientas. Estas también son parte del efecto visual que tienes que presentar. Algunos de los asistentes puedan ser de la clase de personas que aprenden más rápido con los medios visuales. Los folletos impresos son de gran ayuda para que los participantes puedan guiarse del contenido que van a estudiar. Para dar a conocer algunos de los conceptos más complejos puede utilizar los videos, películas o imágenes para que puedas expresar de la mejor manera el tema y así evitaras que se puedan distraer los asistentes y permite una mayor concentración.

En esta era de la tecnología serán muy útiles las herramientas en línea, por ejemplo puede hallar modelos de presentaciones y aprendizajes en internet. Algunos de los métodos utilizados en línea son gratuitos así que no te preocupes por tener que efectuar gastos mayores. Los medios online pueden ser el correo para que los asistentes puedan enviar sus trabajos.

Paso 3: fomenta la participación en tu taller, esto resulta muy efectivo pues te permitirá tener una línea abierta con tus asistentes y determinar si están captando el sentido del taller. Una lluvia de ideas para generalizar un tema puede resultar muy efectiva. Incluye las actividades recreativas como juegos que motiven al trabajo en equipo y fomenten el aprendizaje rápido. El método tradicional de preguntas y respuestas suelen ser muy efectivo.

Por último, es necesario que siempre tengas un plan B por si te surgen inconvenientes. Es posible llevar herramientas de emergencias como videos y películas en caso de no poder explicar cierto tema. O si los asistentes no logran comprender el tema que se está considerando puede reevaluar las posibilidades de hacer actividades de improvisto que se puedan hacer con la finalidad que los asistentes capten el objetivo y lleva un material avanzado en caso de que algún asistente desea mayor información de un tema que no se vaya a desplegar. Toma en cuenta estos pasos y lograrás tener un taller bien planificado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here