Planificar un taller de capacitación

Cuando hablamos de capacitación, nos referimos a un grupo de tareas o actividades de forma dinámicas y didácticas, que tienen el propósito de expandir los conocimientos, las aptitudes y las habilidades de una persona.

Normalmente, esta capacitación está ligado al ámbito laboral, ya que, al capacitar constantemente a los trabajadores de una empresa, hace que tengan un mayor desempeño en las áreas donde se especialicen, a la vez que se van adaptando al ambiente y área de trabajo.

Esta capacitación, es realizada como un proceso educacional que se hace a corto plazo, la cual utiliza diferentes métodos y técnicas educativas, que deben estar organizadas y planificadas con anterioridad.

Esta planificación para impartir capacidades a los empleados, logrará que estos obtengan las habilidades junto con los conocimientos adecuados y necesarios para el buen funcionamiento de la empresa y mejorar la eficiencia del mismo trabajador.

Estas capacidades, deben estar actualizándose y mejorándose constantemente, ya que, esto, hará que el equipo de trabajo y la empresa siga adelantándose y no se llegue a atrasar, esto influirá de manera positiva en todos los trabajadores y por supuesto a la misma empresa como tal.

Un taller de capacitación, puede realizarse en cualquier área o ámbito laboral o incluso educativo, siempre será útil y necesario mejorar y obtener ciertas habilidades, pero para realizar un taller de esta índole es necesario realizar una planificación previa. La misma debe realizarse de manera organizada, tomando en cuenta diferentes factores para que el taller de capacitación logre sus ideales.

Los talleres de capacitación son muy utilizados y realizados por los profesionales de educación. Un taller de capacitación tiene como objetivo hacer reflexionar a los individuos participantes sobre los conocimientos obtenidos, las actitudes y valores obtenidos y sacarle el sentido práctico de la enseñanza y aprendizaje para poder aplicarlos en la vida de cada uno.

Un taller de capacitación permite que los integrantes mejoren, aprendan y refuercen sus conocimientos de manera colectiva, además que permite que el grupo exprese sus conocimientos y experiencias que pueden ayudar a otros.

El taller utiliza la participación activa de cada integrante, por lo tanto, permite crear y dar experiencia a cada uno de ellos mediante su colaboración aportando sus pensamientos, habilidades y experiencias en el campo en el cual se basa el taller.

También ayuda a crear un ambiente creativo, debido a que los talleres cuentan con la participación activa de los integrantes, las discusiones sobre ciertos temas, pueden generar puntos de vistas diferentes y crear nuevos.

La planificación de un taller es muy importante, ya que, será una herramienta muy eficaz a la hora de impartir el taller, puesto que ya estará estructurado y visualizado, será mucho más fácil para los facilitadores y habrá menos imprevistos.

Se deben destacar cada uno de los puntos del taller, no solamente la parte educativa, sino también la parte técnica, como por ejemplo, las actividades, los horarios, si tendrá refrigerio, si habrá un receso.

Es importante detallar cada aspecto que abarcará el taller, cuántas personas asistirán, cuántos facilitadores o instructores habrá, cuánto tiempo tardará cada sesión o cada tema. Esto puede llevar a tener varias hojas llenas, pero al final, resultará de un evento práctico y eficaz.

Una de las ventajas de realizar un plan previo a un taller, es que se pueden agregar notas durante el evento, lo cual permitirá en visualizar puntos en los cuales se deben mejorar o cambiar, también cuales dieron un buen resultado.

Cómo planificar un taller de capacitación

La educación no solo se imparte a niños y a adolescentes, muchas veces se debe capacitar a adultos, por eso, al realizar un taller de capacitación se debe tomar en cuenta al grupo de personas quienes van dirigido el taller.

Esto es importante tomarlo en cuenta, porque no es lo mismo enseñar a un grupo de niños, uno de adolescentes o a un grupo adulto incluso ya profesional, aunque el tema a impartir sea el mismo para cada uno.

Esto se debe a que las habilidades, la capacidad como los motivos e intenciones que tiene cada grupo de estudiante son diferentes, y la manera de aprender también lo es, se pueden utilizar diversos métodos de enseñanza para cada grupo.

Debemos recordar que la finalidad del taller de capacitación es dar a los integrantes el conocimiento de un tema en específico o la técnica practica de alguna actividad, el cual los exponentes poseen y las transferirán a los participantes.

La idea es que los alumnos o participantes puedan realizar dicha actividad por si solos, sin ayuda directa de alguien más, estar capacitados para cierto trabajo. El aprendizaje debe motivar al estudiante a actuar.

Ala hora de planificar un taller de capacitación se deben tomar en cuenta, los métodos que se utilizaran para impartir ese conocimiento o actividad, es necesario tener previamente ciertas actividades que vayan acorde con la edad y necesidades de los integrantes.

Los métodos de aprendizaje que se implementan son muy importantes, estas técnicas consiste en un grupo de procedimientos que ayudan a desarrollar n los estudiantes el aprendizaje lo que genera una estimulación en la actividad del individuo.

Un taller dinámico es mucho más eficaz, esto ayuda a que los participantes puedan soltarse y tomar confianza para poder expresar su punto de vista o demostrar su capacidad. Además que una estrategia bien pensada, lograra mantener la concentración de los espectadores.

Un taller de capacitación permite el trueque de ideas, d actitudes y experiencias, para llegar a crear conocimientos, por lo tanto se debe orientar a los participantes a participar, el capacitador llega a ser un facilitador.

Debemos tener un diseño, esto se obtiene cuando ya tenemos establecido el concepto que tendrá el taller, el diseño consta de los objetivos tanto generales, como los específicos, también debe establecerse el contenido del taller y la metodología que se usará.

En el caso de los objetivos, estos tienen que ver con lo que se espera lograr con el taller y que puntos específicos logran enseñar o a cumplir con esa meta, los objetivos específicos tienen que ver con el objetivo general. Se deja claro sobre qué se tratará el taller.

Luego, tenemos la planificación, en esta se deben aclarar toda la parte técnica del taller, los pasos que se van a seguir, los horarios para cada actividad antes, durante y después del evento, también se debe aclarar los materiales a utilizar, los recursos que se necesitarán y las responsabilidades.

Si se dará material de apoyo a los participantes, se debe tener un tiempo para obtenerlos antes del evento, se debe tomar en cuenta si se van a realizar, si se van a comprar, donde se van a conseguir, entre otras cosas.

Luego de tener claro los puntos a tratar en el taller, la cantidad de personas y el tipo de personas que van a asistir debe escogerse un lugar. Todo de penderá del tipo de taller que se imparta y los intereses de los participantes.

Es muy fácil conseguir una sala sencilla para impartir un taller, pero debes tomar en cuenta lo antes expuesto, y debe definirse si será en un salón cerrado o al aire libre, si habrá ventilación, si los participantes estarán cómodos, si se va a agregar decoración alusiva al taller.

Luego de tener todo el programa claro y revisado, tener una ubicación ya definida y segura, podemos proceder a realizar invitaciones o promocionar nuestro taller, puede realizar campañas en las redes sociales, volantes y entre otras cosas. Esto debe ir incluido en la planificación, ya que puede requerir un cierto gasto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here