Planificar un funeral

Un funeral es una ocasión muy dolorosa la cual es difícil y muy incómoda. La gran mayoría de las veces no nos gusta si quiera mencionarlo en nuestras conversaciones. Sin embargo, es un evento el cual puede acaecernos a todos.

En este artículo te mostramos que algunos factores los cuales se deben tener en cuenta a la hora que sea necesario llevar a cabo este evento.

Como planificar un funeral

Primero a la hora de planificarse se deben tener en cuenta las costumbres de cada persona tanto social como religiosa. Además de las reglamentaciones de la ciudad y el país en donde se realice.

En algunos lugares es permitido el realizar cremaciones y entierros según el día en donde lo prefieran los familiares del difunto. Pero en otros lugares es necesario esperar varios días hasta que los médicos realicen los respectivos análisis y autopsias.

Además, las culturas y costumbres varían según cada lugar. Por ejemplo, en algunos lugares tienen por costumbre estar cierta cantidad de horas o incluso un día en los lugares donde se realiza el funeral o la cremación.

Mientras que en otros lugares realizan un proceso de días de duelo y luego tiempo después realizan un evento velatorio en donde recuerdan la vida de la persona que ha fallecido y no como una despedida definitiva.

En cada lugar ofrecen diversas opciones de paquetes funerarios pueden ser muy costosos, mientras que algunos más económicos adaptándose de esta manera a las disponibilidades deseos y al presupuesto que se tenga destinado para la ocasión.

Previamente se pueden buscar opciones de servicios funerarios, el buscar información de estos servicios puede hacer un poco más ligeras las decisiones en esos momentos tan difíciles.

Pasos a seguir 

Informar del fallecimiento a familiares y amigos. Además de familiares y amigos se les puede informar a entidades gubernamentales. En lo sumo posible comunicar rápidamente a familiares y amigos que estén lejos la hora y el lugar en donde se realizaran los actos fúnebres. Tener en cuenta en donde se hospedarán y planificar los respectivos viajes para las personas que asistan.

Según el lugar se debe pedir un acta de defunción por parte de las autoridades médicas de la zona o del hospital más cercano. Esto puede variar según el sitio y las condiciones en que allá ocurrido el fallecimiento.

Realizar una consulta con la entidad que se emitió el seguro de vida o el plan de retiro. Esto permitirá tener en cuenta la gama de disponibilidad del servicio funerario. En la mayoría de los casos es necesario presentar en la entidad el certificado o acta de defunción. Además de otros detalles como el carnet que certifique las cuotas que se realizaron para el pago del servicio.

Consultar con la persona que atendió los asuntos legales del fallecido o con su abogado de manera que se pueda conocer o se proceda a la lectura de los últimos deseos del difunto.

Consultar las diversas entidades las cuales prestan servicios funerarios para tener presente que se realicen las peticiones realizadas en el testamento. Además de la cobertura del seguro de vida y en donde se realizará el sepelio.

Reunirse con los familiares o personas más allegadas para determinar cómo se cubrirán los respectivos gastos.

Una vez determinados los gastos. Se proceden a determinar: la vestimenta del difunto y el traslado.

Informar en los medios de comunicación como radio y periódico el fallecimiento, los alimentos y bebidas y los arreglos florales que se utilizaran. En la mayoría de los casos el servicio funerario se encarga de la mayoría de estas cosas.

Si se realizara una ceremonia de carácter religiosa, se debe consultar si el lugar está disponible a una hora determinada o si se deben realizar solicitudes para reservar una hora determinada.

Algo muy importante en esos momentos es trabajar en unión el pedir ayuda permitirá que se atiendan los asuntos de manera correcta y que no se escape ningún detalle. Lo más pertinente es que familiares y amigos más cercanos del difunto colaboren en la ejecución de las diversas actividades que se van a realizar.

 Ceremonia conmemorativa

Dependiendo de las costumbres y del lugar en donde se realice se obvia el velorio y más bien se realiza una ceremonia conmemorativa la cual permite la asistencia de familiares, amigos cercanos, así como también ex compañeros de trabajo vecinos y demás conocidos.

En la ceremonia conmemorativa se diferencia en gran manera a los velorios. Ya que en la ceremonia se recuerda y rinde homenaje al fallecido de 4 a 6 semanas de que l persona muere. Esto con el fin de que los seres queridos se recuperen del dolor que deja la perdida. Y Allan realizado el velatorio en la intimidad con las personas más allegadas.

Para la ceremonia se deben tener en cuenta la cantidad de personas que asistían de manera que se puedan estipular la cantidad de asientos necesarios. Así como también el tener en cuenta la cantidad de comida y bebidas que se servirán.

Se pueden tener a la mano fotografías y videos en donde se vean reflejados momentos vividos. Así como también tener un libro de visita en el cual los asistentes relaten recuerdos o vivencias que pasaron al lado de la persona.

Un factor importante que se debe tomar en cuenta al realizar la ceremonia es determinar el lugar día y hora. Mayormente dicha ceremonia se realiza en el lugar en el que habito la persona. Lo mejor es planificarla para un fin de semana esto permitirá que mayor cantidad de personas asistan para recordar al difunto y rendirle los respectivos honores que permiten recordar las vivencias.

 Como planificar un funeral con bajo presupuesto

Aunque en la mayoría de los lugares los familiares y amigos del difunto desean dar los mayores honores y los máximos lujos. En algunos lugares las ceremonias funerarias tienen un elevado costo es por ello que a sus familiares se les dificulta pagar un seguro funerario el cual preste un servicio óptimo con las mayores atenciones.

Aquí puedes encontrar diversas ideas las cuales puedes ejecutar a la hora de planificar un funeral económico.

Primero se deben consultar los lugares disponibles que brinden un mayor servicio, pero a un precio no muy elevado. Tener en cuenta si el fallecido pago alguna póliza de seguro funerario y cuál es su alcance.

A la hora de escoger las flores existen flores que se adaptan al presupuesto se pueden utilizar coronas o almohadillas sencillas que pueden ser de buen gusto, pero a un precio accesible. Dando la oportunidad de que el difunto tenga un bonito, pero económico arreglo floral.

Uno de los momentos más difíciles de esta ocasión ese escoger el ataúd o lapida. Algo que se debe tener en cuenta son las diversas calidades de madera. Pero a la hora de gastar menos se debe procurar escoger un ataúd sencillo.

Tener en cuenta el costo de las agencias llamar a diversas agencias para determinar el presupuesto más económico. Tener en cuenta una lista detallada de los servicios que se ofrecen en la misma.

Verificar el testamento de la persona fallecida para tener en cuenta los deseos de la misma.

El funeral tradicional que incluye un servicio formal donde se visita al féretro y cuenta con un oficiante un carro fúnebre y el entierro y la cremación del cuerpo. Este es uno de los servicios más costosos.

Uno de los servicios que se utilizan a la hora de tener un bajo presupuesto es el funeral directo donde se deja descansar el cuerpo del difunto en un féretro sencillo con un servicio de conmemoración que se lleva a cabo al pie de la tumba.

Tanto si se realiza un velorio sencillo como uno de mayor costo es importante tener en cuenta cómo se lleva a cabo el mismo para que todo salga según lo acordado y evitar situaciones no deseadas en dicho momento.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here