Planificar un emprendimiento.

Emprender es el sueño de muchas personas, poseer una empresa propia u obtener beneficios haciendo lo que nos gusta o realizar un producto que llene las necesidades de muchas personas, muchas son las ideas de quien quieres ser un emprendedor.

Si queremos se emprendedores, no solo basta con tener un idea, muchas veces, esa idea puede quedarse en nuestra mente por mucho tiempo y no surgir o simplemente queda olvidada o reemplazada por otra.

Por lo tanto, para conseguir cumplir con las metas y poder cumplir las ideas que tenemos, necesitamos ser organizados, esto nos dará un fundamento, una base sólida para comenzar el proceso de cumplir nuestras metas.

Se necesita de constancia y esfuerzo, de ponerse metas y procurar alcanzarlas sin desfallecer, tener metas realistas y analizar las posibilidades tanto positivas como negativas que el proyecto que tenemos en mente pueda tener.

Pero, para lograr alcanzar estas metas, necesitamos ser organizados y una de las maneras para hacerlo es hacer una planificación, una que cuente con todos los detalles que conocemos y que puedan surgir en el proceso.

Planificar un emprendimiento, consiste en distinguir y definir el qué queremos hacer y cómo lograremos hacerlo. Cuando nos planteamos un objetivo definido y claro, será más fácil ir construyendo el camino para conseguir nuestro destino.

Cuando hablamos de planificación, estamos hablando de un conjunto de acciones administrativas que nos permite crear un análisis de cierta situación en especial o en varias, además de encontrar y especificar puntos clave y objetivos.

Una planificación te permite aclarar las metas que se quieren alcanzar, a demás da la oportunidad de tener una idea de cómo hacer para lograr dichos objetivos, por medio de métodos y estrategias escogidas para ese fin.

Cuando realizamos una planificación, ordenamos ideas, lo cual permite describir y desarrollar el como aplicaremos las estrategias y métodos que previamente hemos analizado y decidido aplicar para realizar nuestro proyecto.

Nos permite distinguir y ubicarnos en dónde nos encontramos, cual es nuestro destino o hasta dónde queremos llegar y nos permite hacer un calculo y un idea de lo que podemos hacer para llegar al punto que queremos.

La planificación también nos ayuda a poder organizar de una manera mas eficaz los recursos que tendrá y los que necesitamos para crear y mantener la empresa, también tener organizadas las áreas que s trabajarán.

Habrá una mejor coordinación de las actividades que se van a realizar antes, durante y después de crear la empresa, también a definir las tareas que cumplirán cada uno de los integrantes o participantes del proyecto.

Lo antes mencionado va a permitir que exista un mejor control de los varios aspectos que implican crear una empresa o un emprendimiento, además que, al poseer un plan, podremos evaluar también los resultados que este produzca.

Cabe destacar, que siempre es útil tomar en cuenta las posibles vicisitudes o inconvenientes que puedan surgir en el desarrollo del proyecto, hacerlo, nos permitirá tener varias alternativas disponibles para no estancar el progreso.

Pensar en los posibles resultados y fracasos, nos permitirán tener una idea realista y poder contar con una solución a los problemas de una manera mas eficaz y rápida, lo que hará que no nos quedemos estancados.

Ya que esto, es una de las principales razones por la cual, muchos proyectos fracasa, no tomaron en cuenta las dificultades y problemas que podrían surgir y cuando llega el momento, no tienen las posibilidades de resolverlos, ni las soluciones a la mano.

Por supuesto, no estaremos preparados para todos los problemas que surjan en el proceso, puesto a que no tenemos el control de todo lo que suceda, pero, si tomamos en cuenta estas posibilidades, será más fácil resolverlos y estaremos preparados mentalmente para cualquier dificultad que se nos presente.

Para lograr ser un emprendedor debemos tomar en cuenta los métodos que se usan formalmente al dirigir un negocio de manera estratégica. Estudiar a la competencia y hacer algo innovador dentro de lo común.

Cómo planificar un emprendimiento

Una planificación requiere y se basa en distintas etapas, cada una con un proceso distinto, que iremos explicando con mas detenimiento mas adelante, las mas importantes son, en primer lugar el análisis situacional, es decir, saber en donde estamos, nuestro presente.

En segundo lugar, debemos establecer los objetivos, las metas que queremos realizar, esto medirá nuestro avance en el proceso del proyecto, debemos realizar un objetivo general, es el punto final y objetivos específicos que nos ayudarán a alcanzar el primero.

En tercer lugar, formular las estrategias, esto consiste en determinar el cómo lograremos los objetivos planteados, que métodos vamos a utilizar para lograr seguir y mantener el proyecto en proceso.

Lo primero que debemos hacer es crear, planificar y actuar, estos tres pasos son los primeros que debemos dar antes de realizar cualquier tipo de emprendimiento, esto nos ayudará a mantener un norte estable.

Será necesario tener definido las meta y ser constantes, tener siempre una motivación. Definir cual diría que es la misión de su negocio, es decir, la razón por la cual se fundó la empresa, por qué existe, su utilidad y qué producto es el que se va a ofrecer a los clientes.

Luego de tener en mente y bien definida nuestra meta y la misión de nuestra empresa, podemos definir la visión de la misma, usando un poco la imaginación y la realidad, podremos definir cómo deseamos que sea vista la empresa en el futuro.

Para esto requeriremos destacar los objetivos específicos o metas que queramos conseguir con nuestro negocio, esto nos servirá de motivación, pero debemos recordar que las metas deben ser realistas.

Como debemos ser realistas, es adecuado tener conocimiento y plasmar los limitantes que tenemos ahora y podremos tener en un futuro. Si no pensamos en esto, la realidad puede llevarnos a desfallecer si tenemos solo metas ambiciosas.

Para esto, podemos hacer una lista y considerar los recursos que si tenemos, con los cuales podemos contar, esto incluye el capital financiero que tengamos, los recursos humanos, si contamos con la materia prima para comenzar nuestro negocio.

Con esto claro, podremos hacernos una idea de cuanto necesitamos, qué se necesita e incluso llegar a un tiempo aproximado para conseguir alcanzar la meta, definiremos las prioridades y tendremos la base para arrancar nuestro negocio.

Una vez definidas nuestras metas, nuestra visión, los recursos con los que contamos y los que nos faltan, podremos establecer la estrategia que vamos a utilizar para logra obtener lo que tanto deseamos.

Por supuesto, debemos estar claros que no es de la noche a la mañana que lo vamos a conseguir, es un proceso lento, que dependerá de la magnitud del proyecto cuanto tiempo abarque.

También debemos hacer un estudio del mercado donde estableceremos nuestro negocio, si es comida, ropa, productos entre otros; estudiar la competencia nos ayudara a tener una idea del éxito de nuestro negocio.

Una vez obtenido todos estos datos, debemos definir las cosas que se van a necesitar para lograr poner en marcha nuestro proyecto, todos los recursos que necesitaremos, los cuales no solo son económicos o materiales.

Si queremos que nuestro negocio sea financiado por capitalistas, inversionistas o socios, debemos recopilar toda esta información y dejar todo los puntos claros, incluso se debe tener los datos financieros. Todo esto debe presentarse de manera atractiva.

Un tipa muy practico, es plantearse metas con fechas, crear cierres y ponerte como meta alcanzar un objetivo en determinado tiempo, ayudará a no perder la motivación y a siempre estar trabajando en base a ello.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here