Planificar un embarazo

Esta etapa de planificación de un embarazo resulta emocionante para aquellas parejas que desean ser padres. Pero no es una tarea fácil pues hay muchos factores que afectan la fertilidad sin embargo, es posible llevar a cabo cierto tratamiento o cierto tips para quedar embarazada. En los siguientes párrafos analizaremos las posibilidades para quedar embarazado y los retos que habrá que superar.

La planificación de un embarazo

Etapa 1:

Lo principal para quedar embarazada en muchos casos es dejar de tomar los anticonceptivos, en este caso mucha de estas pastillas tienen un efecto de larga duración por lo que se debe tener paciencia pues lleva algo de tiempo concebir un hijo. Todos los cuerpos no reaccionan igual por lo que pudiera tardar más o menos tiempo y esto se debe a que algunos anticonceptivos como las inyecciones de hormonas, las píldoras o el anillo de Nuva tienen un periodo de acción prolongada. Si cuentas con un implante es necesario visitar al médico para que lo retire, pero en caso de usar métodos anticonceptivos como barrera, es decir condones, es posible que sea el proceso más rápido al dejar de usarlos.

Evalúa cuándo estarás más fértil. Si estudias o lees sobre los momentos de mayor fertilidad de la mujer podrás saber cuál es el preciso, esto hará que las posibilidades sea más altas. Muchas de las mujeres siguen el proceso de la ovulación, que no es más que esperar 14 días después de la menstruación, claro esto no es igual para todas las mujeres pues no todas tienen un periodo regular. Si cuentas con un teléfono inteligente pues descargar una aplicación móvil en la que se lleva el control, de la menstruación y ésta te indicará el momento más preciso de tu ovulación.

Tomar la temperatura del cuerpo es clave porque cuando estas ovulando tu temperatura son más altas y este es un buen síntoma. El momento adecuado es unos dos o tres antes que suba la temperatura basal y si logras determinar con exactitud este momento logras concebir de manera más rápida.

Revisa el mucus cervical, aunque esto no sea tan agradable si funciona, pues cuando está más espeso es el momento de mayor fertilidad. Una vez logres determinar todos estos factores es importante ir a la acción. Ten sexo, lo más aconsejable es empezar a tener relaciones poco antes de la ovulación, si es posible que sea continuo para que los espermatozoides logren entrar en el óvulo. A toda costa evita los espermicidas, químicos o lubricantes. Disfruta del sexo pues esto permitirá que tu cuerpo esté relajado y preparado para concebir. Un tips que puedes hacer para finalizar esta etapa es quedarte recostada luego de terminar el sexo para que los espermatozoides no luchan tanto contra la gravedad y puedan llegar al óvulo.

Etapa 2:

Potencia tu fertilidad, no te desanimes si aun siguiendo todos los pasos anteriores no logras quedar embarazada. Las cifras demuestran que no todas las parejas que intentan concebir en un mes lo logran. Pero es vital seguir intentando. Es recomendable que te hagas un chequeo médico prenatal y sobre todo si te ha costado concebir los médicos pueden detectar si hay algunas enfermedades o factores que puedan interrumpir el embarazo. Por ello antes de empezar tu planificación de embarazo, evita algunos problemas que pudieran ser un obstáculo después de la concepción como por ejemplo: los ovarios poli quísticos, endometriosis, diabetes y tiroides. Estas son enfermedades que pueden manejarse con la ayuda del médico.

Logra mantenerse saludable, esto es vital si logras quedar embarazada pues el bienestar físico será tu prioridad y lograra que obtengas un buen resultado. ¿Qué cosas puedes hacer? Nada de cosas rudas o fuertes. Pero si ejercicios ligeros, dieta sana, rebajar un poco de peso y no tomar alcohol.

Lo que sí puede hacer es tomar vitaminas prenatales y suplementos alimenticios tales como el ácido fólico, hierro y calcio.

Antes de quedar embarazada la pareja puede determinar qué alimento consumir que sean para la fertilidad. Los estudios han demostrado que hay ciertos alimentos que logran aumentar o disminuir en la fertilidad y el apetito sexual. Por ello si estas en pro de una planificación de embarazo logra que tú y tu pareja logren consumir alimento ricos en vitaminas y minerales para aumentar la fertilidad. Evita a toda costa cosas que perturben la salud como los cigarrillos, cafeína y drogas pues estos dañan el cuerpo y retrasan el tiempo de embarazo.

Identifica si el tener sexo es un verdadero reto para ti y para tu pareja. Esto pudiera afectar en la concepción pues la presión puede hacer que no se den las cosas y evite el embarazo. Si esto está ocurriendo en tu pareja pues solo logra visitas un médico o terapeuta que son especialistas en ayudar a las parejas para que logren disfrutar de sus relaciones sexuales y superar los inconvenientes. Ante todo logra, mantener una actitud positiva y saludable. Una vez decidas quedar embaraza lo darás a conocer a tus familiares y amigos, no dejes que la mala opinión de algunos influya en ti y en tu proceso esto te evitará problemas y estrés innecesarios.

Etapa 3:

Para esta etapa es crucial pensar en los especialistas. Fija una fecha límite para visitar un especialista si no lograste concebir. Pero recuerda que la paciencia es lo mejor en estos casos. Según unos estudios la pareja por debajo de los 35 años que logran mantener relaciones sexuales dos veces a la semana pueden quedar embarazados a los 12 meses o por lo menos dentro de esos 12 meses sin contar el periodo que tome dejar de consumir algún método anticonceptivo. Pero si eres mayor de 35 años es recomendable visitar un médico para que pueda evaluar las posibilidades e intentarlo en un periodo de 6 meses. Y si tienen pérdida de embarazos anteriores o endometriosis debes visitar un médico para que evalúen las posibilidades de quedar embaraza a una edad de 40 años.

Si estás en la edad de menor de 35 año y aun has intentado todos los métodos anteriores debes evaluar el hacerte un análisis exhaustivo de fertilidad y si como pareja no se ha detectado alguna causa de infertilidad deberán evaluar la posibilidad de realizar control de espermas, esto se realiza con un conteo de espermas contenidos en una eyaculación y así se determina cuan fértil logra ser el hombre. También los exámenes de sangre que determinarán los niveles de hormonas que cuenta. Para las mujeres también existen test para las hormonas y para chequear si durante las ovulación esta producción las hormonas necesarias.

Como última recomendación para una planificación de un embarazo es evaluar la posibilidad de un tratamiento de fertilidad en caso de no haber logrado la concepción. Si ya has notado que no se te es posible quedar embarazada con los métodos descritos anteriormente, puedes evaluar la posibilidad de los tratamientos de fertilidad. Estos debes anotarlos en tu planificación de embarazo pues por lo general estos tratamientos suelen ser muy costosos y estresantes por lo cual se te recomienda sopesar junto a tu pareja esté posibilidad para que logren el resultado que desean.

Busca un médico de confianza y que sea reconocida por buenos resultados, pues lo menos que se quiere es perder tiempo y dinero en médicos o especialistas falsos. Por ello pide recomendaciones y visita varios si es necesario. Si ya encontraste el más adecuado puedes pedir una cita e iniciar el proceso de fertilidad que lograra llevarte a tu resultado final como lo es concebir un hijo. Si logras seguir estos pasos de seguro serás madre muy pronto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here