Planificación de una clase

La planificación de una clase no es tarea fácil, pero si se lleva a cabo por escrito se puede idear el mejor plan de estudio. Para obtener buenas resultados es necesario que se tome el tiempo debido, ser diligentes y mostrar habilidades necesarias para lograr cumplir los objetivos. Planificar una clase trae buenos resultados para los estudiantes pues las enseñanzas se quedan más grabadas en sus mentes y retienen mayor información. Para sacar el mayor provecho a las clases se debe mantener una buena planificación. A continuación veremos 3 métodos que son muy efectivos para una planificación perfecta.

Los 3 mejores métodos para planificar una clase

Estos métodos son útiles para los maestros que empezarán las clases o para aquellos profesores independientes que desean empezar clases iniciales.

Primer método

Para empezar se debe crear una estructura básica, pero antes de ello se debe conocer el objetivo que se quiere alcanzar. Por lo que se recomienda que se apunte el objetivo y que sea visible a los estudiantes. Las metas dependen de la edad de los niños en los que se trabaje. Para una mayor comprensión de objetivo se debe escribir un resumen del mismo, expresar ideas y resaltar los puntos principales pero todo dependerá de la duración de la clase.

Para abarcar el tiempo y el contenido correcto se debe fijar una línea del tiempo para saber cuándo cubrir ciertos temas y que cantidad de tiempo se le dedicara, una buena recomendación es dividir por horas por ejemplo en las primera hora realizar un calentamiento del tema, en la segunda presentar la información, en la tercera la práctica de lo que se aprendió y por último se recogerán trabajos realizados en base al tema visto.

Algo que no deberá pasarse por alto es conocer a los estudiantes, ¿porque? Porque así sabrás a qué personalidades te enfrentas y esto hará que utilices las herramientas de aprendizaje adecuadas. Por ejemplo, las enseñanzas visuales, o prácticas, las teóricas o musicales y las enseñanzas de naturaleza o libre.

Todo esto forma parte del aprendizaje del grupo de niños que se está tratando, y claro, tomar en cuenta las edades que tengan. ¿Qué tipo de estudiantes se puede hallar? Son muchos, algunos saben lectura y escritura, otros necesitarán apoyo en eso, muchos serán inteligentes y conocedores de los temas a tratar pero otros les costarán entender los temas y actividades a realizar. Recordar que su sistema de aprendizaje no es la misma ayuda a ir mejorando las técnicas de enseñanzas y a cambiar si es necesario el estilo de aprendizaje.

Para un buen resultado es posible interactuar con ellos y con los métodos. Es posible que algunos trabajen bien solos y otros en grupo, saber cómo trabajan más cómodos permitirá un mejor resultado. Si tu grupo es de los que se adapta a todo tipo de aprendizaje y técnica, debes sacarles el mayor partido a la programación y logra apuntar actividades de diferentes maneras. Nunca olvides motivarlos pues es una técnica clave.

Segundo método

Planifica las diferentes etapas, no permitas que los estudiantes más pilas lleven el rumbo de la clase adelantándose a los contenidos. Es momento de llevarlos despacio e ir sacándole provecho a cada tema. A demás muchos no son capaces de absorber tanta información como se piensa.

Para esto es ideal crear un calentamiento del tema, una manera es con juegos o actividades que logren despertar el interés de los estudiantes, llegar hacer que hablen y que interactúen entre ellos es la mejor forma de calentar y preparar la mente para los temas a estudiar. Esto abrirá las puertas para presentar la información. Es importante que los estudiantes sepan qué temas se van a estudiar y analizar, así su mente se enfocará en lo que tendrá que aprender.

¿Cómo presentar la información de manera atrayente? Muy fácil, puede elegir un video, una musical, un texto, una canción una obra, etc.; realmente de cualquier forma que creas conveniente y que resultara atractiva para el grupo en el que estás trabajando.

Una vez los estudiantes tengan claro el contenido que se va a analizar es importante hacerles una guía práctica, esto permitirá que los estudiantes sepan lo que deben poner en práctica y en lo que deberán mejorar. Para que asimiles la información se puede utilizar un método sencillo como una actividad grupal, una actividad en hojas para parejas o individuales. Es posible añadir otras actividades si el tiempo lo permite.

Elige el tiempo para revisar las actividades y evaluar los trabajos. Esto es imprescindible para una clase pues así sabrás cuánto están aprendiendo y si se necesita reforzar los estudios. Si te es posible logra clasificar los estudiantes que mejor rinden y los que les cuesten aprender para que puedas prestarle más atención a la hora de abarcar los temas o de realizar las actividades.

Algo útil es realizar actividades al aire libre, esto ayuda a la actividad física y mental de los niños. Hacer preguntas, puedes incorporar una sección de preguntas de repaso al final de cada clase con la finalidad de saber lo que retienen en el día y así determinar la cantidad de contenido que debes proporcionar.

Si el grupo es tímido para las preguntas pues realiza debates o conversaciones para que puedan sentirse más cómodos y expresar las ideas que quedaron en su mente luego de los temas vistos en el día. Recuerda finalizar la clase de forma concreta.

Tercer método

Preparase, esto es fundamental. Debes tener en claro lo que vas a decir y si es posible realiza un guion con las ideas principales de los que quieres mencionar. Demuestra confianza y procura ser muy amigable. Para los niños con conductas fuertes puedes demostrar algunos castigos que se pueden efectuar y las consecuencias de no obedecer las normas y reglas de la clase.

Como último consejo es posible que debas crear un plan de reserva esto permitirá poder optar por una mejor opción si los niños no están adecuados para los temas o el sistema de aprendizaje que se ha mostrado.

¿Cómo planificar una clase? Ejemplo

Un ejemplo muy sencillo de una buena planificación de una clase es la siguiente:

Presentación del tema: biología, los organismos vivos. (Esta presentación puede ser en video o carteleras de texto)

Desarrollo del tema: parte 1 ¿Qué es la biología?; parte 2 ¿los organismos vivos? Y parte 3 la biología y nuestro entorno. (Para esta parte de pueden desarrollar los subtemas que se van a analizar y clasificarlos por números)

Evaluación de los temas: evaluación de la parte 1 un trabajo escrito; evaluación de la parte 2 un debate grupal y evaluación de la parte 3 un examen individual. (Las evaluaciones dependen del grupo, es posible que se efectúen las evoluciones individuales o todas en grupos)

Este fue un ejemplo sencillo de cómo efectuar una planificación de una clase, cabe destacar que esto varía según el grupo, la edad de los niños y el tema. Pero se recomienda ser muy observadores y saber distinguir lo que le atrae a la clase y lo que le puede motivar a mantener un buen aprendizaje. En el área de las matemáticas se suelen aplicar los métodos de esquemas y dibujos para una mayor comprensión. Y para los temas de historia son muy útiles las obras de teatro.

En fin es posible tener la mejor clase si se logra planificar de manera correcta, con ella se podrán obtener los mejores resultados. Tanto para beneficio de la clase como para el beneficio del maestro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here